El 101 – “La Estafa Marshall”

La estafa Marshall

 

Varios  “colegas” de afición bloguera con los que me relaciono, me han recomendado hacer una nueva entrada blog (lo que entre bloguers denominamos un “post”) coincidiendo con la entrada número 100, y haciendo que esta sea digamos “especial” a modo de conmemoración y/o centenario.

Y he pensado en hacerlo. Pero siguiendo mi línea de la diferenciación, y además entendiendo que tiene que ser una conmemoración y/o homenaje especial, he querido emular a los Depeche Mode, grupo inglés de música electrónica (los más viejos del lugar sabrán de que hablo) que me influenció gratamente allá por mi juventud a mediados de los 80’s.

Depeche Mode grabaron un álbum en directo en 1.988 al que denominaron 101. Fue el primer álbum en vivo del grupo y también su primer álbum doble. Contiene un concierto ofrecido el 18 de junio de 1.988 en el estadio de Rose Bowl de Pasadena (California), correspondiente a la gira Tour for the Masses.

La presentación fue la última y la número 101 de la gira, por eso el álbum recibió ese título.

 

Por ello, he querido que mi post de la conmemoración del blog sea el ciento uno.  Pasemos pues  al “post” de hoy. El 101.

 

Voy a escribir hoy sobre una técnica en los negocios, no especialmente conocida en management de ventas, y por lo tanto poco divulgada, pero que a mí me enseño uno de mis mentores profesionales, y que particularmente me apasiona.

Se trata de “La Estafa Marshall”.

No amigos, no. No se dejen influenciar por el título.  Quizás no es muy afortunado, precisamente por contener la palabra “estafa”. Pero les pondré sobre el terreno para que entiendan el por qué de su denominación, y lo interesante de escogerla hoy.

“La Estafa Marshall” es una jugada de ajedrez épica,  juego / deporte al que soy gran aficionado.

Corría el año 1912. Se jugaba un campeonato oficial de Ajedrez en Breslau (Breslavia en su época alemana). Los jugadores eran Stepan Lewitsky (Polonia / Blancas) y Frank Marshall (Estados Unidos /Negras).

Esto ocurrió con la última jugada de Marshall en esta partida, sin duda una de las más sensacionales de la historia del ajedrez, donde ofreció la Dama Negra.  Situar la dama al alcance de dos peones enemigos es algo irrepetible y rebosante de genialidad. Marshall había calculado con exactitud, y cualquier jugada de las blancas sólo conducirá a una rápida victoria para las negras.

La posición final es realmente curiosa (ver imagen del post, una viñeta de Andrés Guadalupe, que representa la partida como una obra de arte), con la dama y la torre negras situadas ‘sobre’ el enroque, todo gracias a la fértil imaginación de un jugador que siempre se movió a la perfección en las dificultades tácticas.

Marshalll era un gran jugador de ataque, pero muchas de sus combinaciones eran tachadas de locura por el atrevimiento que suponía para la época (principios de siglo XX), donde el ajedrez era más considerado un arte que un deporte o juego. Por lo tanto, a sus jugadas locas, se las denominó estafas.

Por aquel entonces Breslau ya pertenecía a Polonia y no a Alemania, por lo que Levitsky jugaba entre su público, que le apoyaba en todo momento. A pesar de ello, cuando Marshall hizo su último movimiento el público reaccionó con entusiasmo. Tras unos instantes de silencio, los aficionados polacos se pusieron en pie y brindaron una gran ovación al estadounidense, rindiéndole un curioso homenaje al empezar a lanzar monedas de oro sobre el tablero (rublos de oro y marcos y coronas austriacas). Por tanto,  Marshall, además de haber creado una partida que transcendería la barrera del tiempo, se embolsó una considerable suma de dinero.

Creo que estamos ante una de las jugadas más geniales de la historia del ajedrez, Marshall tenía  otras opciones que conducían a la victoria, pero eligió la más bella, lo que demuestra que tenía alma de artista.

Y a colación de esto (ahora sí) viene mi referencia de management tan esperada del post.

Porque en ventas, en negocios, los grandes gurús nos hablan siempre de la eficiencia, la eficacia, los resultados, la consecución, y omiten la parte artística? Estoy totalmente de acuerdo en todos los puntos anteriormente mencionados, pero….. ¿Y el arte? ¿Por qué nos olvidamos de que también es posible se eficaces, eficientes, conseguir excelentes resultados y porcentajes de consecución de objetivos elevados, sin renunciar a hacerlo con arte?

Porque no lo olviden, el ajedrez es un deporte rebosante de arte. Pero la venta también.

Por lo tanto, acordémonos a la hora de cerrar una venta de “La Estafa Marshall”, y apliquemos arte.

 

Espero y deseo que la lectura les haya sido creativa y enriquecedora. Y que para ser el post 101 haya estado a la altura de las expectativas.

Para mí, lo que me enorgullece, me da fuerza, me obliga a hacer cada publicación más creativa y rebuscada,  y me hace seguir escribiendo día a día, es saber que ustedes están ahí, esperando un nuevo post para leerme.

Sinceramente…..

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s