La Responsabilidad del Mando

Jefe inyectado

“No siempre puedes pedir y esperar a que se te dé”.

https://www.youtube.com/watch?v=iMQEFBaqa3Y&feature=youtu.be

Como dice en una de sus entrevistas Odin Dupeyron (empresario, director, escritor, actor, conferenciante, docente, y artista de 41 años), no vale solo con que quieras. Has de estar preparado pero además valer para ello.

Hago este apunte, como prólogo de lo que quiero escribir hoy, y que va relacionado con el temario del último seminario que he impartido.  Y es que en el mundo empresarial que he conocido, sobre todo en la mediana empresa, uno de los errores más repetidos en management, es promover internamente la proyección de puestos intermedios en base a resultados.

Por ejemplo, cuando se cuenta con un buen o incluso un excelente vendedor, y a la vez se hace necesario promover un nuevo puesto de mando de área / jefe intermedio, bien sea por crecimiento de la empresa o bien por cubrir una vacante, la tendencia primera es pensar en que ese vendedor antes mencionado puede hacer las veces de jefe.

Y no siempre tiene que ser así. Es más, en la mayoría de los casos no tiene por qué ser así. Y no es por otra cosa que precisamente por la “preparación necesaria”, entre otras cosas, además del carisma, el carácter, y otros factores relacionados.

Pero volvamos al primer punto; la preparación

¿Alguien cree a estas alturas de mundo empresarial global en el que nos encontramos, que se puede acceder a un puesto de responsabilidad, donde se deben gestionar personas y sus consecuencias, sin una adecuada preparación?

¿Es que no es, acaso, una pata estratégica de una empresa, la capacidad de transmitir y hacer los mandos, que sus colaboradores ejecuten adecuadamente las directrices que vienen de arriba?

Es por este motivo que, la preparación es una de las exigencias máximas que debe tener una empresa a la hora de escoger a sus managers. Que estén adecuadamente preparados (formación específica en la gestión de personas, cursos de especialización, seminarios de perfeccionamiento, metodología, correcta praxis, etc) y, sobre todo que tengan ese punto adicional de saber hacer que otros hagan.

Y es que la responsabilidad de ser mando no es algo que se pueda dejar al libre albedrio.

De lo contrario, lo único que se conseguirá será la cuadratura del círculo. Y acabaremos teniendo excelentes vendedores en puestos de responsabilidad jerárquica.

La consecuencia será que habremos perdido un vendedor bueno, a cambio de ganar un jefe no preparado.

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s