Fideliza-iPhone Experience

iphone experience

No, no es un error tipográfico. El titulo de hoy del post, pretende ser un juego de palabras relacionado (como no) con la fidelización del cliente. Me explicaré, poniendo a los lectores en antecedentes:

Como consecuencia de mi profesión, siempre relacionada con el mundo comercial, la tecnología y la gestión de personas, digamos que he podido constatar, probar y corroborar dos (2)  aspectos bien diferenciados, pero que vienen a colación y están directamente vinculados con lo que pretendo exponer hoy: “Como convertir clientes en auténticos fans”

Uno de estos aspectos está relacionado con la estrategia: las palabras que más he oído de mis superiores y más he tenido que pronunciar en las reuniones con mis comerciales, siempre  han sido “fidelización”, “desarrollo”, “retención”, y similares. Todas ellas tienen que ver con la máxima que toda empresa competitiva pretende, y que no es otra que retener a sus clientes, venderles más productos y servicios, y conseguir su máxima fidelidad.

El otro aspecto se refiere a la tecnología en sí misma: En comunicaciones móviles, he sido usuario (tanto a nivel personal como profesional) de los más complejos dispositivos del mercado en cada momento del tiempo, pudiendo testear todas sus diferentes evoluciones. Desde el innovador y avanzado Nokia 9000 Comunicator allá por 1996 (y sus sucesores), pasando por el prometedor Palm Treo en 2002. Después el hasta hace relativamente poco tiempo dominador BlackBerry (en todas sus versiones, desde la serie 7000 hasta la serie 9000) donde he sido un defensor y promotor de este dispositivo. Posteriormente varios modelos con Android, y finalmente (y por accidente) siendo un usuario (mas) de iPhone, desde hace poco.

Y de aquí el motivo del post. Porque en el escaso tiempo que soy usuario del fantástico dispositivo de la multinacional de Cupertino (California), mi satisfactoria experiencia como cliente, aumenta exponencialmente día a día. Y no es que no hubiese utilizado otros dispositivos Apple anteriormente, porque si tengo un iPod y un Mac. Y desde luego que a estas alturas de curso, no voy a descubrir nada nuevo para los antiguos (y actuales) usuarios de iPhone en cualquiera de sus versiones. Por ello, lo que aquí yo pueda comentar estoy seguro que no hará subir las acciones de Apple, ni mucho menos.

Pero si quiero dejar constancia como experto usuario de dispositivos móviles, lo que supone tener en tus manos un modelo de este avanzado Smartphone, y que supera con creces las expectativas iniciales que depositas en cualquier aparato electrónico moderno.

De entrada su sencillez (real) de uso. Un autentico neófito se hace con él en pocos días. Casi sin querer haces lo necesario para que funcione.

Su atractivo diseño, cuidado hasta la más mínima expresión. Además con una amplia gama de modelos a disposición. Podrá gustar más o menos, pero desde luego que no deja a nadie indiferente.

Su robusto sistema operativo. He intentado estresarlo para colgarlo y no lo he conseguido. Con otros dispositivos he llegado a desesperarme durante minutos, viendo dar vueltas al relojito de marras que indica que “está pensando”, y finalmente tienes que reiniciarlo quitando la batería. En el iPhone, están tan seguros de que esto no ocurrirá, que la batería no se puede extraer, porque es todo un bloque compacto.

En este punto, la explicación técnica es muy importante. Ya que Apple sigue una máxima que pocos fabricantes de electrónica comparten. Y es que fabrica tanto sus dispositivos, como el software que los mueve. Y eso se nota en el uso.

Otro punto a favor, su amplia galería de apps. Desde luego que si necesitas una aplicación concreta, por extraña que sea, en el Apple Store está disponible. Y cada día más diseñadores se suman a esto, porque es un negocio seguro (claro).

Y desde luego, y para mi como usuario lo mejor, la atención al cliente. Persónate en cualquier centro Apple de tu ciudad y haz la prueba.  El trato que recibes es de tan alto nivel de excelencia y resolutividad que invita a repetir otro día, aunque no necesites nada en concreto. Simplemente te planteas ir otra vez, aunque solo sea para descubrir nuevos artículos de su amplia gama de accesorios y complementos en exposición.

En definitiva, una excelente, global, y exitosa forma de fidelización de clientes. Porque desde luego que el afortunado usuario querrá repetir, sin duda. Ya que su teléfono móvil se convierte con iPhone en un gadget que va mucho más allá de para lo que realmente está concebido, elevándolo a la categoría de “único”.

Y es que tener un iPhone no es simplemente disponer de un excelente dispositivo. ¡¡Es disfrutar toda una experiencia!!

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s