LAS 11 FASES DE LA MOTIVACIÓN DE UN EQUIPO (3)

Donald consejo

3-      Impresionar

Ha llegado la hora de demostrar a tu equipo de colaboradores lo que les anunciaste el día que te presentaste ante ellos. Y es que sabes hacer mejor que tus antecesores lo que, se supone, es el motivo por el que has sido contratado. Dirigir hacia el éxito.

Y como dirigir no tiene un manual exacto de comportamiento ni de reglas, sino que se basa en una correcta aplicación de ciertas normas, la primera norma cuando uno llega a un sitio que no le conocen y pretenden impresionar (titulo objetivo de este post), es ayudar a los demás.

La mejor forma de ayudar a tus colaboradores, y de esta forma impresionarlos, es liberarlos de problemas. Para ello, una de las primeras cosas que te recomiendo que hagas es solicitarles una lista de las problemáticas que arrastran cada uno en algunos de sus clientes. A ser posible, con algún cliente y/o operación concreta de cierto calibre importante. Es decir, lo que ellos denominan en su argot “un pollo”.

Determina cuál de esos “pollos” está más enquistado. Lo mejor en estos casos es que el propio colaborador te muestre todo el escenario al completo; es decir, que ha pasado, desde cuándo, y como nos encontramos en esta situación, con cada caso de los que te exponga.

Enumera tú entonces, el orden de prioridades para solucionarlos, y el primero y más importante de cada lista que tus colaboradores te expongan, debes solucionarlo mediante una reunión con el cliente, donde esté presente el comercial. Ahí, expones al cliente la solución que previamente has preparado, asegurándote de que será aceptada por tu interlocutor.

Obviamente, para ello habrás tenido que (probablemente) gastar algún cartucho adicional. Es decir, habrás gastado recursos en exceso para esa solución. Pero si has hecho bien los deberes y, en efecto, era el mayor problema de la lista de cada uno, no te preocupes. Habrá valido la pena la inversión a primera vista desproporcionada, aunque no lo es para nada. Porque la inyección de moral que habrás depositado en el colaborador, y el nivel de compromiso que deberías percibir en él a partir de ese momento, justifican el extra coste.

Habrás conseguido el objetivo. ¡¡Impresionar!!

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s