Como ayudar a generar confianza en la organización con 6 consejos prácticos (3)

diagrama-eisenhower-001

3- Delegar correctamente

La delegación de tareas, que es la forma de distribuir y asignar el trabajo, brinda una gran oportunidad para fomentar la confianza.  Todo manager que pretenda gestionar su equipo con la máxima confianza, debe saber delegar correctamente.

Dicha confianza la inspira el superior cuando explica quiénes van a realizar las distintas tareas y el por qué de esas asignaciones. Y la reafirma con el cuidado que pone en que la responsabilidad que delega vaya acompañada de la correspondiente dosis de autoridad. Y también, cuando demuestra que es consecuente en sus delegaciones.

Así, los empleados no sienten que se les asigna tareas que no podrán realizar. La discusión del reparto de tareas puede ser, en sí misma, un proceso que fortalezca la confianza.

Pero se debe entender por “correctamente” tanto la forma de asignar la tarea, como el mensaje asociado, al igual que la elección correcta del “delegado”. Para entenderlo mejor, dividiremos el ejercicio por partes:

–       La forma de asignar la tarea: Para cada colaborador, la tarea a delegar debe “venderse” de forma distinta, porque cada persona es diferente. Por ello es preciso personalizarlo. Si, utilizo la expresión “vender”, porque, aun siendo el manager quien dirige el equipo, tendremos mayor aceptación y éxito en nuestro cometido si lo acompañamos de negociación.

–       El mensaje asociado: Debe incluir implicación para el colaborador al que asignamos la tarea. De esta forma él, se asegurará de cumplir la tarea encomendada de forma exacta al mensaje, e interpretar su contenido rigurosamente.

–       La elección correcta del “delegado”, es la parte más importante. Al igual que una tarea sencilla, cualquier colaborador podría llevarla a cabo, ciertas delegaciones pueden conllevar una responsabilidad mayor. Hay que asegurarse de que el escogido estará a la altura de la tarea encomendada y podrá ejecutarla en tiempo y forma.

No olvidemos que, como managers, tenemos la obligación de conocer a todos nuestros colaboradores de forma implícita, y generar la confianza positiva necesaria en toda organización. Por ello, es responsabilidad del manager saber a qué colaborador encomienda la tarea, para garantizar el éxito de la misma. De lo contrario podríamos crear ansiedad en el delegado, y el efecto conseguido sería completamente contrario al deseado. Y nada más lejos de lo que pretendemos ¿verdad?

“Somos los dueños de los monstruos que creamos”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s