7 mensajes de alerta a detectar en un comercial (4)

discusion06122010

–          Aprovechar cualquier momento en público para reivindicar problemáticas

Esta es otra práctica habitual de los comerciales que han entrado en “circulo vicioso”.

Además, de un acto muy negativo tanto de indisciplina y falta de profesionalidad, como de intento de contagiar su negatividad al resto de miembros de la organización, sobre todo buscando aliados.

Los primeros síntomas suelen llegar en las reuniones de grupo, donde el elemento intoxicador aprovecha cualquier apartado de la misma para lanzar sus misiles. Algunos de ellos (por habituales y reiterativos) suelen ser:

–          del tipo critica a los cambios…

“esto ya lo hemos intentado en otras ocasiones y no sirve para nada”

–          o de critica a la carga de trabajo…

“con tanto trabajo administrativo no me queda tiempo para vender”

–          aunque la mas recurrida suele ser la del dinero….

“para lo poco que me pagan ya trabajo suficiente”

¿Qué pretende un individuo con esta actitud?

Lo que está claro, es que el individuo, con estos comentarios en público, no persigue un solo objetivo, sino que ha premeditado su estrategia y pretende varias reacciones.

–          Por un lado busca minar la moral del equipo.

–          También pretende poner palos en la rueda a cualquier iniciativa que pueda surgir de la dirección, o de su inmediato superior.

–          Pero lo que probablemente persiga con mayor ansia, es que se le despida. Y esto es porque ha decidido un cambio, y es sabedor de que, si cesa voluntariamente se queda en una situación de desventaja en relación a emolumentos y situación laboral (no puede acogerse a ninguna prestación sustitutoria). En cambio el despido le permitirá disponer de una liquidación y un desempleo. Es decir, opta por el recurso fácil.

¿Cómo debemos actuar en un caso así?

En primer lugar es importante mantener la calma, ya que estos episodios se repetirán en próximas oportunidades que el implicado tenga la oportunidad de lanzar sus dardos en público.

Inmediatamente después de la primera alarma, y siempre en privado, hay que hablar con el sujeto y abordar la situación de forma franca y trasparente. Darle la oportunidad de que exponga sus motivos del “por que” actúa de esta forma. Y si se confirma lo comentado en el punto anterior (que persigue el despido), lo mejor para todos, y los más sensato y profesional, es llegar a un acuerdo que satisfaga a las partes, o como mínimo, las perjudique lo menos posible.

Y es que tener a alguien en la organización que no quiere estar y que encima no quiere irse por sí mismo, es tan perjudicial para el negocio, como peligroso para sus integrantes.

Porque como dijo Facundo Cabral (cantautor, compositor, escritor y filósofo argentino)…

“Quien no ama su trabajo, aunque trabaje todo el día es un desocupado”

 

 

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s