7 mensajes de alerta a detectar en un comercial (2)

No-excuses-300x225

–          Poner excusas de forma sistemática a todas las tareas encomendadas

Esta problemática suele aflorar sobre todo cuando en la empresa o en el equipo, se producen cambios drásticos. Por ejemplo, un cambio de estrategia en la dirección comercial, la incorporación de un nuevo mando intermedio, la implantación de una nueva metodología de trabajo, o la instauración de una nueva herramienta de reporting y control.

Esto sucede porque, los sujetos objetivo de este post, los que van a poner excusas a todo esto,  no asimilan los cambios. Hasta ahora vivían instaurados en una pretendida comodidad; tenían por la mano los sistemas anteriores perfectamente asimilados, gozaban de privilegios adquiridos y facilitados por el jefe que ahora ya no está, y se habían acostumbrado a la anterior estrategia comercial que, aunque obsoleta en los momentos que corren, les permitían posicionarse como los tuertos en un auténtico reino de ciegos.

Pero ahora han llegado los cambios. Ya es un hecho. ¡¡Están aquí!! Y aunque estos individuos eran sabedores de que podía ocurrir, probablemente porque la propia corporación los había anunciado por activa y por pasiva, ellos pensaban despistar al problema una vez formase parte de su cuotidianía laboral.  Craso error.

El tiempo de potencial adaptación ha expirado, y mientras el resto de miembros del equipo se aceleran en asimilar todos los nuevos procesos, y corren desesperadamente hacia sus objetivos, sabedores de que no hay otra forma de afrontar cambios de esta magnitud que agarrar el toro por los cuernos, el resto de individuos, los que no asumen el cambio, solo se excusan constantemente, de forma sistemática, y pretendiendo mostrarse como víctimas de un complot en su contra.

Máximas como “no he tenido tiempo de reportar”, “no sabía que la nueva hoja de pedido había que cargarla en el nuevo CRM”, o “no creía que las reuniones comerciales de los viernes eran obligatorias”, son solo algunas de las frases que le va a tocar hoy al manager responsable de ellos.

Mi experiencia me ha enseñado que, intentar cambiar esta actitud es una tarea perdida, ya que entra en conflicto con el cronómetro comercial. Donde el calendario corre para alcanzar los objetivos establecidos, y no se dispone de tiempo para reeducar estas conductas que, por otra parte, si han salido a la luz, es mensaje más que suficiente como para tomar la decisión obligada en estos casos.

Solo cabe desearle al implicado, que tanta dicha encuentre como paz deja.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s