¿Y si nos reinventamos?

 

Esta profunda crisis que nos azota, parece que quiera mermar nuestra capacidad de análisis. Porque crispa la razón de algunos dirigentes y managers, hasta límites nunca vistos.

La mayoría de personas sensatas (no diré todos, porque ciertamente algún insensato anda suelto por ahí), somos conscientes de que, en momentos de estrechez económica, lo primero  es apretarse el cinturón y reducir los gastos. Pero solo con eso no es suficiente.

Y para muestra un botón. Simplemente hay que observar que hace una economía familiar ante una situación similar y aplicar el mejor “benchmarking”  posible. Léase este ejemplo como ilustración:

Comercial empleado en una PYME tradicional, casado, con hijos, al que le acaban de suprimir los beneficios sociales (llámese cheque restaurante, seguro médico, o plan de pensiones). Lógicamente el guión dice que, en una primera ornada, toca “recortar” gastos “ociosos”, como cenas esporádicas, salidas al cine o teatro,  y copas con amigos algún fin de semana, con el ánimo de mantener los “mismos servicios y/o calidades” lo más posible. Ya que el médico de pago y el plan, se requiere mantenerlos por cuenta privada (gastos adicionales hasta ahora no contemplados).

Si la cosa se complica, y la “presión financiera aumenta”, como que se reduzcan o supriman las comisiones,  entonces hay que eliminar también los gastos denominados “prescindibles”. Como gimnasio o club de tenis, las clases de ballet de la niña, o de natación del niño, entre otros. Además de los antes mencionados (adiós al seguro medico y al plan de pensiones).

Pero llega el punto “crítico”, y también se ve afectado el sueldo fijo a la baja. Aquí la cosa se pone seria, y toca apretarse los machos de manera urgente y sistemática. Adiós al parking (a buscar un hueco en la calle), el coche tira igual con un  seguro  a “terceros”, ni hablar de colegio privado (el público tampoco está tan mal),  televisión de pago fuera (total, para lo que dan…), pasar los móviles a “prepago” y, sobre todo “ojo lo que se compra en el super, que está todo muy caro”.  Además de poner a la venta en “eBay”, la Play3, el “Home Cinema” infrautilizado, aquella bici estática tan chula aunque casi nunca usada, y el reloj de oro del abuelo.

¿Alguien se ve identificado? Pero… ¿Qué está pasando? Es aquí donde surge la cuestión primordial del post.

¡¡Empresario, toca reinventarse!!

Si se buscan resultados distintos, no hay que hacer siempre lo mismo.

Porque lo que se ha emprendido con lo aquí relatado, es una reacción en cadena de magnitud olímpica. Quizás alguien puede decir impredecible (es muy fácil hacer análisis estadísticos a toro pasado), pero es obligación del empresario y/o manager inteligente prever situaciones de este calibre. Basta con aplicar el sentido común (un amigo me dijo una vez, que es el menos común de los sentidos) y una buena dosis de “autoculpa” en primera persona. Porque si “algo ha salido mal”, existe un porcentual importante de probabilidades de que sea culpa nuestra.

Porque esta familia afectada, consumidor en potencia del restaurante, el supermercado, el cine, la tienda de la esquina……ha cerrado el grifo de los gastos, y ha empujado a un buen número de pequeños negocios que se nutrían de ella, al cierre definitivo. Ahora solo falta multiplicar este caso por “n” y…. “zas”. Ya tenemos las cifras de cierre de empresas, reducción del consumo, despidos en masa, desempleo, etc.

Pero ¿Qué fue antes? ¿El huevo o la gallina? ¿Llego antes la crisis a la empresa, y por eso esta redujo plantilla y gastos? ¿O fue a raíz de hacer esto, que las familias se vieron abocadas al “recorte generalizado” y como consecuencia llego la crisis? ¡¡Bufff! Solo el planteármelo, me empuja a una docena más de cuestiones relacionadas. Mejor aparcamos este punto.

Pero como mi mente siempre está en posición “positiva”, he aquí una idea. Una de tantas, surgida de intercambiar experiencias y buenos momentos con los empresarios que conozco de diferentes sectores de actividad.

¿Por qué no someter a “referéndum” (vaya, me ha salido una palabra de moda), el que hacer en caso de crisis en la empresa?

Un amigo mío empresario de restauración, con una cadena de más de 30 locales operativos, y más de 200 empleados, a finales de 2010, y ante los preocupantes resultados, reunió a todos sus managers y les dijo lo siguiente:

–          Tengo que tomar una decisión de tres posibles. Consultarlo con vuestros subordinados. Necesito la respuesta en 72 horas.

–          O cierro locales y despido personal, reagrupando al resto en los que queden.

–          O reduzco el sueldo a todo el mundo.

–          O seguimos trabajando todos, sin tocar emolumentos. Pero eso sí, produciendo más horas, ampliando horarios de los locales, y agregando servicios y oferta a los clientes.

La respuesta  no se hizo esperar ni tan siquiera 24 horas. Al día siguiente todos los empleados por unanimidad habían decidido la más coherente. Conservar el puesto de trabajo, el sueldo y ser más competitivo.

Volví a ver a este amigo empresario, hace unos días. Un año y medio después, en plena crisis, había abierto 4 locales más, creando más puestos de trabajo, estaba de nuevo en beneficios, y su oferta era la más competitiva del sector y zona. Pero lo más importante…no había despedido a nadie.

Es tan solo una idea que, seguramente, a otros ya se les habrá ocurrido antes. Pero compartamos, que es mejor.

Y si es posible, por legalidad, operativa, sector, normativa, etc.… ¿Por qué no hacer lo mismo también en las administraciones públicas? Igual hay que cambiar alguna ley, pero esto, en todo caso, SI ES URGENTE HACERLO. Por el futuro de todos.

Esta bien tener ideas. Pero está mejor aplicarlas.

Con cariño a todos los empresarios, y emprendedores. Porque ellos son los que arriesgan su capital día a día.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s